El Amigo imaginario

Cuenta la historia, que hace mucho, un niño de apenas ocho años, hablaba diariamente solo en su habitación. Sus padres algo intrigados, se preguntaban con quien conversaba, el Niño respondió que con un amigo imaginario.

Sus Padres en tono de risa le decían que solo eran cuentos infantiles, sin embargo, con el pasar de los días, el Niño contaba que su amigo, le susurraba varias cosas de las cuales, muchas eran terribles. Los padres nuevamente reían y reafirmaban que solo eran inventos infantiles.

Un día, el Niño decidió ir a jugar fuera de casa, donde fue con su amigo imaginario quien a la vez, este "ser" le decía que se alejaran un poco más de la casa para que el juego fuera más divertido. Mientras más lejos estaban de su hogar, más le insistía alejarse. Una vez ya muy lejos del hogar, este "amigo imaginario" en medio del juego, retó al Niño diciéndole que no era lo suficientemente valiente y fuerte para lanzarse a detener un coche como lo harían un "super héroes".

El Niño sin pensarlo mucho, se jactó de ser muy valiente y se colocó en medio de un automóvil para detenerlo, por suerte, un vecino iba cruzando por el lugar donde estaba el Niño, lo salvo de una muerte segura.

El Amigo imaginario
El Amigo imaginario

El Niño muy asustado regresó llorando con sus padres, quienes después, lo aconsejaron y mediante terapias para el Niño, pudo superar aquel trauma y olvidar al supuesto "amigo imaginario".

Con el pasar de los años, el Niño creció con total tranquilidad. Se dice que recordó aquellas tentaciones de su amigo imaginario y aun agradece a aquel vecino que salvo su vida. Hoy en día, este Niño cree en la palabra de amigos de carne y hueso, y evita imaginar a un supuesto "amigo imaginario".
 

 


     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)