El Dios Zeus

Zeus era el Dios del cielo y soberano de los Dioses olímpicos. Era considerado padre de los dioses y de los mortales (no fue el creador de los Dioses y de los hombres, sino en el sentido de protector y soberano tanto de la familia olímpica como de la raza humana).

Zeus era señor del cielo, dios de la lluvia y acumulador de nubes que blandían terribles rayos, así como también Dios del trueno, el relámpago y el rayo. Era un dios generoso, franco, entusiasta y con gran sentido del humor y la justicia. Su arma principal era la égida, su ave, el águila, su árbol, el roble.

Este dios se casó con Hera, y ambos establecieron su morada en el monte Olimpo donde gobernó Grecia y la parte de Oriente de donde descendían sus ancestros, siendo célebre por su valor, su prudencia y su justicia. En su altar, se ofrecían sacrificios de animales, como la cabra, el cordero y el toro blanco, pero nunca se sacrificaron humanos.

La harina, la sal y el incienso eran también ofrecidos en los rituales y el olivo y la encina eran los árboles consagrados a él. Sobre el aspecto de Zeus, se dice que era majestuoso con una gran barba, siempre sentado en su trono y sosteniendo en la mano derecha el rayo y armado de dos flechas.

Cuando Zeus se casó con Hera, fueron invitados todos los dioses, todos los hombres y todos los animales a excepción de la ninfa Quelona que fue convertida en tortuga. Pero Hera no vivió mucho tiempo con Zeus, debido a su maltrato y sus constantes disputas y hasta feroces guerras. Un día llegó a colgarla con una cadena de oro entre el Cielo y la Tierra con un yunque en cada pie y cuando uno de sus hijos quiso liberarla, Zeus le dio un puntapié que lo hizo caer del Cielo a la Tierra.

Debido a tantos problemas, Zeus le fue infiel a Hera, por otro lado, Hera tampoco una mujer muy virtuosa, tenía mal humor constante y también tuvo relaciones amorosas con muchos hombres, además de conspirar para destronar a su marido.

mito dios zeus

Se dice que Hera se bañaba todos los años en una fuente que la tornaba virgen. Hera concibió muchos hijos de manera alegórica, comiendo lechuga o tocando una flor o extrayendo de la tierra los vapores que acogía en su seno. Por otro lado, se preocupaba mucho por su belleza y pretendía ser la más bella del Olimpo.

Se dedicaba a presidir los casamientos y los nacimientos y en Roma también controlaba la moneda. Realizó muchos prodigios y tomó muchas venganzas e inspiró gran temor y respeto. Su culto se extendió hasta Asia, llegó a África a través de Egipto y en todas partes se podían encontrar templos dedicados a que Hera.
 

 


     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)