La Pata de Mono

Cuenta la historia, que existe una Pata de Mono que puede cumplir 5 deseos, pero trae consigo consecuencias nefastas.

Hace mucho, un Hombre de nombre White y su familia, acogió a un misterioso Hombre que estaba buscando refugio de una molesta tormenta. Cuando White aceptó, el extraño empezó a narrar sobres sus historias y viajes, y entre ellas, les comentó una "Pata de Mono", que era mágica y que llevaba consigo. El señor White se interesó en ella pensando que se trataba de un cuento, sin embargo, el Forastero dijo que puede conceder tres deseos, pero que tenia sus contrarias. White, preguntó donde estaba aquel amuleto, así que el Forastero la sacó de su bolsillo y dijo que sus tres deseos se habían cumplido.

Pasado un rato, White despidió al forastero pero antes de que se vaya, le rogó que le regalara la Pata de Mono. El Forastero aceptó sin antes advertirle otra vez, que le traería desgracias. Mientras White, su Esposa e Hijo pensaban sobre aquella "Pata", la Mujer dijo que no les faltaba nada, tenían un buen hogar, familia y dinero, pero si habría algo que les caería bien, seria unos dos mil peniques para pagar la hipoteca de la casa. En ese momento, el señor White, tomó el amuleto y pidió como deseo, aquellos dos mil peniques. Una vez hecho, no paso nada así que todos fueron a dormir.

Al día siguiente, White y su familia seguían sin tener aquel deseo, así que se White se fue a trabajar. Cuando regresó a casa, encontró a su Mujer llorando y a un Oficial que le dijeron, que su Hijo había muerto en el trabajo. White, muy consternado pensaba que hacer hasta que el Oficial dijo que la empresa podía pagar algo que ellos aceptaran. Ambos dijeron dos mil peniques.

Tras enterrar a su Hijo, la Esposa cambio drásticamente. Recorría la casa y la habitación de su Hijo constantemente. Un día, se acercó a su Esposo y le dijo que use la Pata de Mono para que reviva a su Hijo. El señor White, en primera instancia no aceptó, pero la Mujer lo presionó, así que White aceptó y desearon que le entreguen a su hijo vivo. Tras ese momento, no sucedió nada extraño.

La Pata de Mono
La Pata de Mono

Al llegar la noche, las luces de la casa se apagaron. El señor White, mientras iba a ver que sucedió, vio a un Ratón, luego se escuchó un ruido molesto por toda la casa. Ambos en silencio estaban, White decidió buscar un fósforo y nuevamente, retumbó el ruido otra vez, pero provenía de la puerta principal de la casa. La Esposa, decía que era su Hijo Herbert, y que debía ir a la puerta para abrirle, sin embargo, White la detenía. Ella nuevamente, le insistía que su Hijo estaba vivo, que la necesitaba y debía ir al cementerio para liberarlo. Tras su discusión, nuevamente hubo otro ruido estruendoso y tras la persistencia de la Esposa, se liberó huyendo de la alcoba.

White buscaba la Pata de Mono mientras ella trataba de abrir los seguro de las puertas, mientras continuaba incandescente aquel ruido misterioso y molesto. Muy temeroso y en voz baja, el señor White pidió el tercer y último deseo. Los ruidos cesaron de inmediato quedando la casa, en absoluto silencio.
 

 


     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)