La Diosa de la Fortuna

Cuenta la historia, que la Diosa de la Fortuna, era un deidad romana hija de Zeus.

Esta diosa se encargaba de buscar por las mañanas la ambrosía y el néctar con que se alimentan los dioses para mantenerse inmortales. Ella hacia este trabajo ya que era la más rápida corredora que existe, y claro, por qué es importante recoger todos los frutos antes de que los rayos del sol los toque, de lo contrario se arruinarían.

Se dice que si una persona es capaz de atrapar a fortuna en su recorrido, los Dioses le concederán cualquier tipo de deseo con tal que recuperen a la proveedora del fruto (La Diosa de la Fortuna).

la diosa de la fortuna
La Diosa de la Fortuna
 

 


     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)