La Kuchisake Onna (La mujer de boca cortada)

Cuenta la historia, que la Kuchisake Onna, es uno de los más aterradores y perturbadores fantasmas de Japón. Su nombre, se traduciría como "La mujer de la boca cortada".

El origen de la Kuchisake Onna se remonta allá por la época del periodo Heian (794-1185 d.C.), donde la esposa (o concubina) de un Samurai, era muy hermosa pero también era muy vanidosa y le gustaba engañar a este Samurai. Un día, el Samurai se enteró de su infidelidad y muy enojado, la atacó con gran ira haciendo uso de su "katana". Tras esto, el corte hecho fue directo a su boca, desde su oreja a oreja mientras gritaba el Samurai le gritaba: "¡¿Ahora, quién creerá que eres hermosa?!".

Mucho tiempo después, el espíritu de esta mujer regresó malicioso y vengativo con sed de cometer lo mismos actos que la sentenciaron. En la actualidad, se dice que aún vaga por las calles en busca de victimas. Cuando halla a una, se le acercará y le preguntará: "¿Soy Hermosa?" (¿atashi kirei?). Si la víctima le dice que "No", este ser la cortará en dos verticalmente con sus tijeras; pero si le responde que si, la "Kuchisake Onna", se quitará su máscara revelando la gran cortadura de su boca y preguntará otra vez: "¿Y Ahora?" (¿Kore Demo?), si la víctima responde que "No", este ser cortará por la mitad a su victima, sin embargo, si responde que "Si", cortará de oreja a oreja a su victima para dejarla igual como ella. En ciertas versiones de la Kuchisake Onna, si respondes este último "Si", ella se quita su máscara y dará a su "victima" un brillante y valioso Rubí ensangrentado; luego se irá.

La Kuchisake Onna (La mujer de boca cortada)
La Kuchisake Onna
(La mujer de boca cortada)

En la mayoría de las versiones de la "Kuchisake-Onna" es imposible escapar aunque uno corra lo más que pueda, ella siempre aparecerá enfrente de su víctima. Algunos afirman que existe una forma de poder librarse de este espíritu, y es cambiar la respuesta que ella misma pregunta. Con esto, ella quedara pensativa, en ese momento, es hora de huir. También se dice que es bueno llevar dulces siempre, y si ella se aparece ante uno, simplemente se tira estos al piso o puedes ofrecerle a "ella". Otra forma de escapar de la "Kuchisake Onna" es preguntarle a ella: "¿Soy hermos@?"; ella estará confundida y simplemente se irá. En otras versiones, se dice que si te hace la primera pregunta (sobre si es "hermosa"), se le debe responder "Tengo prisa, es un asunto muy importante". Ella, se disculpará y se marchará dejando a uno libre de ser víctima.
 

 


     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)