El Mito de Hera (Juno), reina de los Dioses

Según la mitología griega, Hera era la Diosa de mayor rango en el Olimpo, Reina de los Dioses y era la esposa (hermana) de Zeus (ver mito de Zeus aquí).

Según varias versiones, la Diosa fue criada por Tetis y Océano (ambos Titanes hijos de Urano y Gea) y su agradecimiento fue tan grande que cuando ellos riñeron entre si, ella trató de reconciliarlos. Otro relato cuenta, que Hera fue criada por las Horas (diosas del orden de la naturaleza y de las estaciones), por el héroe Témeno e incluso, las hijas de Asterión.

Hera era la hija mayor de Cronos y Rea y al igual que sus demás hermanos, fue tragada por su Padre, pero Zeus en un gran esfuerzo, la salvó junto a su hermanos. Cuando la gran batalla por fin terminó, Zeus impuso el poder olímpico y luego contrajo matrimonio con Hera.

Hera fue la tercera esposa de Zeus, ya que antes de ella desposó a Metis (la titánide que personificaba la prudencia o, en el mal sentido, la perfidia) y Tetis (la diosa de las aguas), pero el amor entre Zeus y Hera era anterior a estas relaciones e incluso, a la batalla contra los Titanes. La boda de Zeus y Hera fue una maravilla o gran evento que según la tradición, la celebración de esta fue en el jardín de las Hespérides (aunque en otras ocasiones se dice que las manzanas de este fueron sólo el regalo de Gea a Hera en el día de su casamiento, y que la diosa sembró en su Jardín).

En un breve pasaje de "la Iliada", afirman que la boda de estos dioses se llevó a cabo en la cumbre del Ida de Frigia o según la mención, en el lugar de Eubea. Los hijos de Zeus y Hera eran cuatro: Ares, Hefesto, Hebe e Ilitía.

Como esposa de Zeus, Hera se convirtió en la protectora de todas las mujeres casadas (diosa del matrimonio), pero se le representa como una mujer celosa, vengativa y violenta, pues Zeus le era infiel continuamente haciendo que su ira caiga sobre las amantes e incluso a los hijos de esos amores prohibidos. Parte de esos sucesos, nació Heracles (Hércules), donde Hera descargó todo su odio y castigo contra él. A ella se le ocurrió la idea de "Los doce trabajos" que sometieron al semidios a terribles tareas y lo persiguió hasta el último día de su vida.

Pese a realizar dichas venganzas, a Hera le costaba caro sus desquicios ya que Zeus siempre protegía a sus hijos y amantes de aquella terrible venganza. Cuando Heracles estuvo en gran peligro por una tormenta enviada por Hera, Zeus controló esta desde el Olimpo y luego, le ató a la diosa un yunque a cada pie. Mucho después, Hera se reconcilió con Heracles.

mito de la diosa hera juno

-En los mitos Hera interviene en muchos instantes, por ejemplo:

- Persecusión de Io (una doncella de Argos, que tuvo relaciones con Zeus) y convertirla en Vaca, luego convence a los Curetes (divinidades) para que desaparezcan a su hijo.

- Interviene en el origen de Sémele (otra amantes de Zeus).

- Produce la locura a Tamante e Ino por haber criado a Dionisos (hijo entre Sémele y Zeus, dios de la Vendimia y el Vino).

- Intenta impedir el nacimiento de Leto ( hija de los titanes Ceo y Febe), de donde nacieron Apolo y Artemisa.

- Aconseja a Artemisa para que elimine a Calisto (una cazadora de la que Zeus se enamoró de ella y la embarazó).

Si bien, se nota la persistente ira de Hera en muchos pasajes de varios relatos, también es notable su hambre de ganar. Parte de esto se pudo comprobar en el castigo a Tiresias (un adivino ciego de la ciudad de Tebas) que quedó ciego por haberle dado la razón a Zeus en una discusión que tuvieron estos dioses sobre quien gozaba más de los placeres del amor: El Hombre o la Mujer.

Hera también participó en el concurso de las manzanas para saber quien era la diosa más bella donde el árbitro fue Paris (un príncipe troyano hijo del rey Príamo y de su esposa Hécuba, ambos reyes de Troya). Debido a que Paris eligió a Afrodita como la más hermosa, Hera castigó a Troya e inclinó la balanza por los Griegos (o Aqueos), hecho en la cual Hera era protectora de Aquiles (hijo de Tetis quien como mencionamos, Hera le debía mucho a esta diosa). La diosa extendió su protección a Menelao (un legendario rey de la Esparta micénica, esposo de Helena) haciéndolo inmortal.


Hera también había protegido a los Argonautas ayudándoles a que salgan de las Rocas Cianeas (dos legendarios escollos situados en el Mar Negro, que chocan entre si y aplastaban a los botes que se aventuraban entre sus aguas) y de los pasos de Caribdis (un horrible monstruo marino, hija de Poseidón y Gea) y Escila (un monstruo marino que anteriormente fue una hermosa ninfa hija de Forcis y Ceto).

En otro relato, se dice que Hera participó en una lucha contra los Gigantes, pero fue perseguida y atacada por Porfirión (el Rey de los Gigantes) quien estaba enamorado de ella e intentó hacerla suya a la fuerza. Cuando fue acorralada y era despojada de sus vestimentas, Zeus llegó a su auxilio y con ayuda de uno de sus poderosos rayos y un flechazo de Heracles, pereció el gigante. Ixión (quien era uno de los lápitas, y rey de Tesalia) atacó a la Diosa con deseo incontrolable, pero Zeus nuevamente la protegió con una nube que modeló con la forma de Hera para engañar y castigar al malvado.

Los atributos que hacían destacar a Hera era el Pavo real que cuyo plumaje eran los ojos de Argos, el guardián que Hera asignaba a Io. Las plantas que gustaba era el Helicriso, la granada y el lirio. Por otro lado en la mitología romana o latina, la diosa era conocida como Juno.
 

 


     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)