La creación de Dios en 7 días (Resumen)

En el principio, Dios creó los cielos y la tierra. Y la tierra estaba sin orden y Vacía. Había tinieblas sobre la faz del océano, y el Espíritu de Dios se Movía sobre la faz de las aguas. Así, dijo Dios:

"Hágase la luz"

Y así, se hizo la luz. Dios vio que la luz era buena, y Separó Dios la luz de las tinieblas. Dios Llamó a la luz Día, y a las tinieblas Llamó Noche. Y fue la tarde y fue la mañana del primer Día.

Entonces dijo Dios:

"Haya una Bóveda en medio de las aguas, para que separe las aguas de las aguas."

E hizo Dios la Bóveda, y Separó las aguas que Están debajo de la Bóveda, de las aguas que Están sobre la Bóveda. Y fue Así. Dios Llamó a la Bóveda Cielos. Y fue la tarde y fue la mañana del segundo Día.

Entonces dijo Dios:

"Reúnanse las aguas que Están debajo del cielo en un solo lugar, de modo que aparezca la parte seca."

Y fue Así. Llamó Dios a la parte seca Tierra, y a la Reunión de las aguas Llamó Mares; y vio Dios que esto era bueno.

Después dijo Dios:

"Produzca la tierra hierba, plantas que den semilla y árboles frutales que den fruto, Según su especie, cuya semilla esté en él, sobre la tierra."

Y fue Así. La tierra produjo hierba, plantas que dan semilla Según su especie, árboles frutales cuya semilla Está en su fruto, Según su especie. Y vio Dios que esto era bueno. Y fue la tarde y fue la mañana del tercer Día.


Entonces dijo Dios:

"Haya lumbreras en la Bóveda del cielo para distinguir el Día de la noche, para servir de señales, para las estaciones y para los Días y los años. Así sirvan de lumbreras para que alumbren la tierra desde la Bóveda del cielo."

Y fue Así. E hizo Dios las dos grandes lumbreras: la lumbrera mayor para dominar en el Día, y la lumbrera menor para dominar en la noche. Hizo también las estrellas. Dios las puso en la Bóveda del cielo para alumbrar sobre la tierra, para dominar en el Día y en la noche, y para separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios que esto era bueno. Y fue la tarde y fue la mañana del cuarto Día.

Entonces dijo Dios:

"Produzcan las aguas innumerables seres vivientes, y haya aves que vuelen sobre la tierra, en la Bóveda del cielo."

Y Creó Dios los grandes animales Acuáticos, todos los seres vivientes que se desplazan y que las aguas produjeron, Según su especie, y toda ave alada Según su especie. Vio Dios que esto era bueno, y los bendijo Dios diciendo:

"Sed fecundos y multiplicaos. Llenad las aguas de los mares; y Multiplíquense las aves en la tierra."

Y fue la tarde y fue la mañana del quinto Día.

Entonces dijo Dios:

"Produzca la tierra seres vivientes Según su especie: ganado, reptiles y animales de la tierra, Según su especie."

Y fue Así. Hizo Dios los animales de la tierra Según su especie, el ganado Según su especie y los reptiles de la tierra Según su especie. Y vio Dios que esto era bueno.

Entonces dijo Dios:


"Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza, y tenga dominio sobre los peces del mar, las aves del cielo, el ganado, y en toda la tierra, y sobre todo animal que se desplaza sobre la tierra."

Creó, pues, Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo Creó; hombre y mujer los Creó. Dios los bendijo y les dijo:

"Sed fecundos y multiplicaos. Llenad la tierra; sojuzgadla y tened dominio sobre los peces del mar, las aves del cielo y todos los animales que se desplazan sobre la tierra."

Además, añadió Dios:

"He Aquí que os he dado toda planta que da semilla que Está sobre la superficie de toda la tierra, y todo árbol cuyo fruto lleva semilla; ellos os Servirán de alimento. Y a todo animal de la tierra, a toda ave del cielo, y a todo animal que se desplaza sobre la tierra, en que hay vida, toda planta les Servirá de alimento."

Y fue Así. Dios vio todo lo que Había hecho, y he Aquí que era muy bueno. Y fue la tarde y fue la mañana del sexto Día.

Luego de seis días de trabajo, en el séptimo día se dedico a descansar y observar su creación.

Génesis 1:1-31

Rómulo y Remo - Mitos Romanos

Según cuentan, el rey Numitor fue destronado por su hermano Amulio. Para garantizar su reinado, Amulio lo desterró y mandó a liquidar a todos sus sobrinos a excepción de su sobrina Rea Silvia con el fin de que no tuviera descendencia, para así sea obligada a rendir culto a la divinidad de Vesta. Pese a este plan, Rea Silvia quedó embarazada por el dios Marte y así, tuvo dos gemelos llamados: Rómulo y Remo.

Antes que su tío se entere, ella puso a sus bebés dentro de una cesta y los colocó en el río para que las aguas se los lleve lejos de ellos ya que, sis Amulio se enteraba de la existencia de ellos, los niños perecerían en el acto. Poco después, la cesta fue encontrada por una Loba la cual, los amamanto durante un tiempo.

mito de romulo y remo

Al pasar de los años, los gemelos se enteraron de sus verdaderos orígenes y volvieron a su ciudad natal Alba Longa para tomar venganza de Amulio y así lo cumplieron liquidándolo. Luego, devolvieron el trono a Numitor, y en agradecimiento, este les regaló tierras.

Cuando los gemelos tuvieron visiones de unas señales, ambos tuvieron diferentes interpretaciones y no estaban de acuerdo. Remo vio seis aves en el cielo apuntando hacia el monte Aventino, y él interpreto que debían fundar la futura ciudad en este monte. Sin embargo, Rómulo lo interpreto de otra forma, ya que las aves estaban sobre el monte Palatino, y este era el lugar sobre el que debían fundar la futura Urbe.

Rómulo marco con un arado los limites de su ciudad, mientras juraba matar a todo aquel que osara traspasar los límites sin su consentimiento. Su hermano Remo burlándose de el decidió traspasar los límites mofándose de su autoridad, Rómulo cumplió su palabra, lo mató allí mismo. Más tarde lo enterró en la cima del monte Palatino. Rómulo murió en el 717 a.C. Según cuenta la leyenda este pereció a causa de una tempestad provocada por su padre el dios Marte.

La fundación de Roma que es creída por todos, la fecha se sitúa en el 21 de abril de 753 a.C. La cual es comúnmente aceptada, como el año 0 para el mundo romano.

Tánatos, el dios de la muerte

En la mitología griega, Tánatos (en griego antiguo Θάνατος Thánatos, "muerte") era la personificación de la Muerte. Era hijo de Érebo (dios primordial, personificación de la oscuridad y la sombra) y Nicte (diosa primordial de la noche). Tenía como hermano gemelo a Hipnos (dios personificación del sueño).

Tánatos acudía en búsqueda de los cuerpos que habían fallecido. Cortaba un mechón del cabello de los caídos para luego ofrecer como tributo a Hades (Dios del Inframundo) y luego, llevaba los cuerpos al mundo de los muertos.

Ayudado por su hermano Hipnos, Tánatos llevó el cuerpo del guerrero Sarpedón (primero de los hijos que tuvo el Zeus con la mortal Europa, una señora fenicia de Tiro), que había perecido en Troya. También se llevó el cuerpo de Alcestis (hija de Pelias, rey de Yolco, y Anaxibia, hermana de Acasto) que por gran amor, sustituyó a su esposo en el féretro. Tiempo después, su presa le fue arrebatada por Heracles que lo obligó a devolverla a la vida más joven y más bella que antes.

Una de las historias más interesantes es cuando Tánatos es encadenado por Sísifo (rey fundador de Éfira), ya que era muy astuto y el menos escrupuloso de los mortales. Su astucia era tan grande que era capaz de lograr sus propósitos por medio de los mejores engaños.

Se decía que Sísifo al ser amante de Anticlea (hija del argonauta Autólico y de Anfítea), sería el verdadero padre de Ulises (uno de los más grandes héroes legendarios de la mitología griega, que aparece como personaje en la obra de la Ilíada).

thanatos dios

Cuando Zeus raptó a Egina (hija del río Asopo), Sísifo fue testigo casual aquellos hechos. Usó la información para conseguir de Asopo (dios del Río hijo de Océano y Tetis) un manantial en la ciudadela de Corinto, y luego delató a Zeus. Cuando el supremo Dios se enteró del descubrimiento, muy furioso envió a Tánatos para acabar con él, sin embargo, Sísifo muy hábil, logró atrapar a Tánatos y por un tiempo, no hubo ningún hombre que falleciera. Finalmente, Ares pudo liberar a Tánatos y éste volvió a realizar su trabajo empezando por Sísifo, pero nuevamente Sísifo que aún no tenía motivos para dejarse llevar, ideó otro plan para librarse de la muerte; así que antes de morir, ordenó en secreto a su esposa que no le tribute honras fúnebres.

Cuando por fin lo llevaron a los infiernos, se quejó antes Hades de la intensatez de su esposa al no honrar su muerte, así que pidió que lo dejara regresar para poder castigarla. Hades le cedió permiso pero, Sísifo quien ya se había salido con la suya, regresó a la tierra y vivió por mucho tiempo hasta una época muy avanzada. 

Cuando llegó la hora de su muerte, Hades le impuso una terrible tarea para que evitara su muerte: Empujar un gran peñasco cuesta arriba y cuando llegara allá, debía volver a caer por su propio peso y así, eternamente continuó su castigo.

Hestia, diosa del Hogar

Hestia es considerada como la diosa del Hogar y de la vida hogareña, diosa de la cocina, la arquitectura, el hogar, o, también diosa del fuego que da calor y vida a los hogares. Ella es una diosa pacífica y jamás tuvo pareja dando gran importancia a la virginidad, limpieza y pureza. Es hija de los titanes Rea y Cronos, como también la hija mayor de dos hermanas (que se salvó ella de ser digerida por su padre). 

Su papel en la mitología griega fue menor, pero gracias a sus dones como diosa, no fueron despreciables. Cada muralla de las grandes ciudades, tenían una antorcha siempre encendida, de la cual se tomaba su fuego para iluminar los hogares. Hestia fue protectora de aquellos hogares y cualquier nueva colonia que naciera, tomaba las ramas de aquella llama original, para iluminar su nueva ciudad.

Hestia apenas salía del Olimpo, y nunca se inmiscuía en las disputas de los Dioses y de los Hombres. Pocas veces se le menciona en los relatos de la mitología griega a pesar de ser una diosa de gran importancia tanto griega como romana. Si tomamos en cuenta su gran importancia, hay pasajes que afirman que en cada ofrenda a realizar, ella era la primera en recibirlo, mucho antes que Zeus.


Los Romanos también tuvieron aprendido el culto hacia el hogar. Ellos tenían un templo dedicado a Vesta (la Hestia Romana), donde seis sacertotisas (Vírgenes vestales) mantenían el fuego eterno para simbolizar el bienestar y el poder de la ciudad de Roma.

El Gran sacerdote elegía a seis muchachas de las familias patriarcas para que hagan un voto de castidad y sirvan al templo por 30 años. Ese puesto era de gran honor pero a la vez, los códigos de comportamiento eran muy estrictos. Si una virgen los rompía, era castigada con la hoguera.