5 Mitos colombianos para niños

Pese a que los mitos siguen muy vigente con el pasar de los años, los mitos colombianos para niños también, y mucha de su cultura es selecta y fascinante. Cada pasaje, cada momento o cada situación, hacen de estos mitos, lo mejor para leer junto a nuestros niños e incentivar no sólo la curiosidad por una lectura, sino para ayudarles a desenvolverse más en la cultura de este maravilloso país.

Hoy, queremos compartir una breve pero selecta variedad de mitos colombianos para niños de los cuales, mencionamos los más fascinantes, misteriosos y unos terroríficos para la tarea, leer en compañía de la familia, o simplemente, disfrutar de un gran relato del bello país de Colombia.


El Duende
leyendas de duendes

Según cuentan, existen dos tipos de duende: uno Juguetón y otro Malévolo. Un Duende normalmente es estatura baja y rechoncho, con apariencia juvenil y con ropa brillantes que llaman la atención. Gusta de llevar sombreros de alas grandes hechos de paja para proteger su rostro, así como también, el vivir en los arboles más altos y profundo de los bosques. Se dice que el Duende juguetón ríe a carcajadas en cielo abierto y toca su flauta recostado contra los troncos de los arboles, sin embargo, al Duende malévolo, le gusta hacer sonidos que causan terror, además de, adueñarse de casas ajenas y... Seguir leyendo ►

Bochica y el salto del Tequendama
bochica y el salto del tequendama

Según cuentan, hace mucho llovió durante varias semanas por toda la sabana dejando todos los cultivos arruinados y casas también inundadas. El Zipa (regente de todos los cacicazgos de la zona), notó lo trágico del asunto así que decidió pedir ayuda al Dios Bochica. El Dios oyó las súplicas, así que... Seguir leyendo ►


El Sombrerón
el sombreron mito colombiano

Según cuentan diversos lugares de Colombia (en especial la zona de Huila) el Sombrerón es un personaje que va vestido de negro y sobre su cabeza, llega un enorme sombrero que tapa totalmente su rostro. Este ser, va siempre montado en un caballo negro y sale de noche donde se confunde con la oscuridad. Se dice que aparece y desaparece por los pueblos sin dar aviso. Aquellos que pudieron verlo dicen que... Seguir leyendo ►



El Cura sin cabeza
el cura sin cabeza mito colombia

Se cuenta que por altas horas de la noche (en Antioquia), aparece un sacerdote vestido con su sotana deambulando por las calles pero lo peculiar es, que no tiene cabeza. Se dice que en tiempos de la colonia, un Sacerdote robó vasos sagrados y cuando fue descubierto por los indiecitos de... Seguir leyendo ►

El Hombre caimán
el hombre caiman mito colombiano

Hace mucho un Hombre que gustaba espiar a Mujeres que se bañaban desnudas en el río. Deseando espiarlas más cerca, fue donde un Brujo pidiéndole que lo ayude a convertirse en Caimán y así poder nadar discretamente y que no lo puedan ver. El Brujo accedió, y en breve, tuvo dos brebajes el cual le dijo: Una bebida roja es para que te conviertas en Caimán. La otra será para que puedas regresar a... Seguir leyendo ►

El cura sin cabeza (Mito de Colombia)

Se cuenta que por altas horas de la noche (en Antioquia), aparece un sacerdote vestido con su sotana deambulando por las calles pero lo peculiar es, que no tiene cabeza. Se dice que en tiempos de la colonia, un Sacerdote robó vasos sagrados y cuando fue descubierto por los indiecitos de los campos, lo decapitaron.

Otra versión cuenta que en una noche de Navidad mientras se celebraba la misa del Gallo, con el fin de aprovechar la presencia del nuevo cura, el Sacerdote sacó una disculpa que decía tener una confesión en el campo, pero no era cierto ya que iba a ir a visitar a una mujer joven y rica que recién había llegado a la parroquia.

Así, este hombre pasó toda la noche con aquella mujer y debido a esto, robaron los vasos sagrados. Por esto el cura sin cabeza no es quien cometió dicho sacrilegio, sino el que tuvo acto de lujuria. Desde entonces, fue condenado a vagar como espíritu pidiendo justicia y reclamando que sean devueltos los ornamentos y custodias sagradas que fueron robadas.

Las víctimas que más acechaba el Cura sin cabeza, eran los arrieros ya que tras largas travesías, ellos lo encontraban en los recodos del camino. Decían que parecía un fraile o cura de vestimenta con sotana negra y estola blanca, de alta estatura pero cuando estaba más cerca, no tenía cabeza. De lejos, los arrieros se detenían por lo raro que era encontrar a una persona caminando a tan altas horas de la noche, pero cuando el "Cura" se iba acercando, desaparecía y sentían ellos un frío helado; pero cuando los arrieros retornaban su camino y tras pasar el lugar donde desapareció el "Cura", al ver atrás quedaban perplejos, ya que el cura continuaba su camino lentamente.


Algunos juraban que el Cura llevaba su cabeza bajo su brazo en vuelto en hojas sangrientas y amarrada en una especie de jaula de ramas. Otras personas que se toparon con este ser, decían que en sus pueblos llega hasta sus calles hasta el amanecer cuando no hay luna. Él recorre y desaparece; pero si alguien lo encontraba en frente, se quedaba mudo y paralizado por largo tiempo.

Mito el sombrerón (resumen corto)

Según cuentan diversos lugares de Colombia (en especial la zona de Huila) el Sombrerón es un personaje que va vestido de negro y sobre su cabeza, llega un enorme sombrero que tapa totalmente su rostro. Este ser, va siempre montado en un caballo negro y sale de noche donde se confunde con la oscuridad. 

Se dice que aparece y desaparece por los pueblos sin dar aviso. Aquellos que pudieron verlo dicen que es un hombre no anciano pero de edad avanzada, y que va muy bien vestido (aparentemente de una familia bien adinerada).

No suele molestar a gente inocente y desaparece al poco rato de ser descubierto. Si él se encuentra con malandrines y borrachos que andan a altas horas de la noche solitarios, los atormenta para que se vayan.

el sobreron mito corto

En ciertos poblados afirman que el Sombrerón suele aparecer los viernes en especial, los viernes de Cuaresma y los Viernes Santo. Otros dicen que cuando él se hace presente, no es para nada silencioso ya que va por las avenidas silbando y galopando con su caballo por los empedrados.

Bochica y el salto del Tequendama

Según cuentan, hace mucho llovió durante varias semanas por toda la sabana dejando todos los cultivos arruinados y casas también inundadas.

El Zipa (regente de todos los cacicazgos de la zona), notó lo trágico del asunto así que decidió pedir ayuda al Dios Bochica. El Dios oyó las súplicas, así que decidió descender para ayudar a su pueblo.

Bochica bajó en un arcoíris con apariencia de un anciano de larga barba blanca. Él llevaba una túnica y sandalias apoyado por un bastón. Los aldeanos del pueblo acompañaron a Bochica a un lugar donde las aguas golpeaban una montaña de rocas. Luego el Bochica con su bastón, desintegró las rocas y el agua pudo fluir montaña abajo.

el salto del tequendama

Gracias a este suceso, se formó una gran cascada que hoy en día es conocida como "El Salto del Tequendama".