Hestia, diosa del Hogar

Hestia es considerada como la diosa del Hogar y de la vida hogareña, diosa de la cocina, la arquitectura, el hogar, o, también diosa del fuego que da calor y vida a los hogares. Ella es una diosa pacífica y jamás tuvo pareja dando gran importancia a la virginidad, limpieza y pureza. Es hija de los titanes Rea y Cronos, como también la hija mayor de dos hermanas (que se salvó ella de ser digerida por su padre). 

Su papel en la mitología griega fue menor, pero gracias a sus dones como diosa, no fueron despreciables. Cada muralla de las grandes ciudades, tenían una antorcha siempre encendida, de la cual se tomaba su fuego para iluminar los hogares. Hestia fue protectora de aquellos hogares y cualquier nueva colonia que naciera, tomaba las ramas de aquella llama original, para iluminar su nueva ciudad.

Hestia apenas salía del Olimpo, y nunca se inmiscuía en las disputas de los Dioses y de los Hombres. Pocas veces se le menciona en los relatos de la mitología griega a pesar de ser una diosa de gran importancia tanto griega como romana. Si tomamos en cuenta su gran importancia, hay pasajes que afirman que en cada ofrenda a realizar, ella era la primera en recibirlo, mucho antes que Zeus.


Los Romanos también tuvieron aprendido el culto hacia el hogar. Ellos tenían un templo dedicado a Vesta (la Hestia Romana), donde seis sacertotisas (Vírgenes vestales) mantenían el fuego eterno para simbolizar el bienestar y el poder de la ciudad de Roma.

El Gran sacerdote elegía a seis muchachas de las familias patriarcas para que hagan un voto de castidad y sirvan al templo por 30 años. Ese puesto era de gran honor pero a la vez, los códigos de comportamiento eran muy estrictos. Si una virgen los rompía, era castigada con la hoguera.
Ayúdanos a crecer. Compártelo por favor:

 Facebook  Twitter  Correo  Pinterest

1 comentario: